Cómo optimizar textos para SEO

Cómo optimizar textos para SEO

¿Cómo optimizar textos para SEO?

¿Cuántas veces has escuchado lo importante que es el SEO? Seguramente tienes un blog o escribes en tu sitio web con la idea de mejorar tu posicionamiento SEO.

Pero, ¿Realmente están funcionando los artículos que escribes? ¿Piensas que Google no está mostrando tus entradas?

Resulta complicado dar una clase completa de SEO con solo una entrada, pero por algún lado debes comenzar a mejorar tu posicionamiento. Por este motivo, aquí vamos a ver una serie de requisitos que debes tener en cuenta a la hora de escribir los artículos y textos de tu sitio web. ⬇️⬇️

¿Cómo optimizo mis artículos para SEO?

1. ¿Tu artículo es fácil de leer?

Si estás leyendo este artículo, supongo que escribes en castellano, ¿no?

En castellano hay una prueba, se llama Prueba de Lecturabilidad de Fernández Huerta. Esta prueba nos permite saber cómo de comprensible es nuestro texto. Para ello tiene en cuenta el promedio de sílabas por palabra y la media de palabras por frase.

Pero nosotros no nos vamos a poner a contar pálabras y sílabas, ¡Qué locura!

Al final, se trata de que tu artículo sea fácil de leer por un niño o una niña de unos siete años aproximadamente. ¿Crees que si el texto no es ligero alguien dedicará su tiempo a leerlo? Probablente no.

No obstante, al final en el SEO, como en todo, debemos aplicar el sentido común. Si tu artículo es por ejemplo, de tipo científico, en ese caso no aplicaría lo que contamos. Aunque, siempre podrías hacer dos versiones… Por un lado la versión oficial y por otro lado, la versión de “lectura comprensiva”, ¿Te atreves?

 

Prueba lecturabilidad

2. Contenido relevante, único e interesante

¿Cuántas palabras escribo?

“Para que un artículo posicione debe contener más de [inserte variable aquí] palabras” Seguro que has escuchado esta frase más de una vez (o más de mil veces).

Como comentábamos anteriormente, la prioridad aqui es el sentido común.

¿Lo que vas a contar es relevante para el usuario? ¿Va a aportar valor? ¿Es algo que ayudará, divertirá, educará o facilitará la vida al lector? ¡Entonces escríbelo!

A menudo vemos que hay que escribir un mínimo de palabras, ¡y por supuesto que esto ayuda! Pero si vas a redactar un texto de 700 palabras de las cuales son “paja” unas 300 es mejor que vayas al grano y elimines lo que no aporta nada. Recuerda: Sentido común.

No copies

No se debe copiar contenido de otros sitios web. ¿Para qué vas a incluir contenido que ta existe? Seamos realistas, no vas a conseguir nada. Tu lector no viene hasta tu web para leer contenido duplicado (o peor, se va rápido a otra web más original) y Google te penalizará.

Puedes leer otros artículos, revistas, webs que te inspiren y de donde puedes aprender todo lo que necesites para que tu contenido sea relevante. Pero por favor, no copies, escribe con tus propias palabras tus propias conclusiones. 😊

3. Añade palabras de transición

Las palabras de transición ayudan a tu lector a comprender lo que cuentas. Además, favorecen un hilo conductor para el contenido. Recuerda, debemos redactar un artículo fácil de leer para un niño o una niña. 😉

¿Qué son palabras de transición?

Te mostramos algunos ejemplos:

  • Orden o numeración: En primer lugar, finalmente, anterior a, por último, en segundo lugar, es más, al comienzo…
  • Consecuencia: Porque, por lo tanto,debido a, ya que, por esta/esa razón, por ello, el motivo es…
  • Tiempo: Antes de, después de, a partir de, seguidamente, mientras, durante, siguiendo con, más tarde, inmediatamente…
  • Comparación: Así como, de igual forma, igualmente, de manera similar, otra forma de, parecido a, igual que, de esta forma, en cambio, asimismo, mientras tanto…
  • Contraste: Al contrario, sin embargo, en realidad, más bien, no obstante, a pesar de, de hecho, aun así, a menos que, con todo esto, pero, en lugar de…
  • Conexión o unión: Además, también, así mismo, es por ello, igualmente, por esto/eso, en consecuencia, del mismo modo…
  • Conclusión: Como resultado, por consiguiente, como consecuencia, por lo tanto…
  • Posibilidad: Puede que, probablemente, seguramente, parece que…
  • Afirmación: Ciertamente, claro está, sobre todo, es más…

4. Voz pasiva

Seamos realistas, cuando escribes o hablas en voz pasiva, el contenido es más dificil de comprender. Y como hemos comentado el objetivo es que nuestro artículo sea comprensible y relevante.

¿Qué es la voz pasiva?

Lo vemos con un ejemplo, que siempre aporta mucho más:

“Los tomates han sido comprados por María” Esta frase está redactada con voz pasiva.

“María ha comprado tomates” Esta frase está redactada con voz activa.

¿Qué frase te ha resultado más sencilla? Evidentemente, la voz activa.

No obstante, si por algún motivo, tienes que usar la voz pasiva: ¡Adelante! A menudo vemos por Internet recomendaciones para que la voz pasiva no supere el 10% del artículo. Pero no nos vamos a poner a contar palabras, ¿no? ¿Y si resulta que necesitas que tu pasiva sea en total un 12%? Al final, hay que aplicar lo de siempre: Sentido común.

5. Distribución de títulos

Existen diferentes tipos de etiquetas HTML que ayudan al lector y a Google comprender mejor tu contenido.

Un tipo de etiquetas son las llamadas “Etiquetas H” , que identifican el tipo de título. Existen seis tipos de títulos diferentes:

  • Título H1: Este título identifica a tu artículo. Es el titular. Se usa solo una vez en cada página y ayuda a Google a entender de qué va tu entrada.
  • Titulos H2, H3, H4, H5 y H6: Siguen una distribución jerárquica. De modo que el H2 será más relevante que el H3 y así sucesivamente. Ayudan al usuario (y a Google) a realizar una lectura comprensiva.

Te dejamos un ejemplo en la imagen.

Este tema es muy extenso, por favor, si tienes dudas, contacta con nosotros. 📥

Ejemplo distribución subtítulos

6. Enlaces internos y externos

Desde hace un tiempo, tienen bastante relevancia para el SEO los enlaces que entran y salen de tu sitio web. Por este motivo, te recomendamos definir una estrategia de enlazado interno y otra de enlazado externo.

  • Enlaces Internos: Son los enlaces que llevan a otra página del mismo sitio web. Por ejemplo, si te dejo un enlace para nuestra sección de posicionamiento SEO no vas a salir de la web.
  • Enlaces Externos: Llegan a tu web o salen de tu web a otros sitios web. Es importante que lleguen enlaces a tu web desde sitios relevantes en tu sector como puede ser una revista o periódico temático. Por ejemplo: con este enlace externo te llevamos hasta Google.

7. No te olvides de las imágenes

Para que tu artículo sea completo, relevante e interesante te animamos a incluir imágenes. Cuando subas tu imagen no olvides añadir atributos. Estos atributos cumplen las siguientes funciones:

  • Se muestra el texto si por algún motivo la imagen no se puede cargar.
  • Ayuda a personas con problemas para visualizar la imagen a comprender de que trata.
  • Favorece que tu artículo se muestre también en la búsqueda por imágenes. Te dejamos un ejemplo en la foto.

Todo esto, al final, ayuda a que tu artículo sea de calidad y, como ya sabemos, esto unido al sentido común es lo que enamora a Google.😍

Búsqueda por imágenes

8. Enlaces amigables

Por último, pero no menos importante, te recomendamos que el enlace de tu artículo sea amigable.

¿Qué es un enlace amigable?

Se trata de un enlace en el que incluimos texto para que sea fácil ver de que va a tratar la página. Te ponemos un ejemplo, que lo hacen todo más sencillo:

El enlace: https://granasoft.es/marketing-digital/5-imprescindibles-seo/ es amigable porque puedes ver el titular de la página e intuir lo que vas a leer.

¿Te ha parecedo interesante?